Médicos despedidos en Nicaragua siguen protestando en las calles

Médicos Despedidos en Nicaragua ya van más de 130En Nicaragua se contabilizan más de 130 médicos despedidos. Algunos médicos han sido despedidos por haber atendido a manifestantes que protestaron contra el gobierno de Ortega – Murillo. Aún cuando éste es su trabajo y es parte de su juramente profesional. Otros fueron despedidos por participar en marchas antigubernamentales.

En León, Masaya, Jinotepe y otras ciudades se concentran la mayoría de estos médicos despedidos. Sin embargo, no se descarta en otros puntos del territorio nacional también hayan sucedido más despidos.

Los médicos han sido despedidos de hospitales y centros de salud del sistema público. Lo que a todas luces refleja que es una represalia por sus opiniones o acciones no afines al Gobierno.

La Ministra de Salud, Sonia Castro, ha estado en el ojo del huracán desde que iniciaron las protestas en Nicaragua. Muchos manifestantes no fueron atendidos en el sistema de salud público por órdenes de la Ministra. Son muchos los casos documentados que así lo reflejan.

Por supuesto, no todos los médicos atendieron las “directrices” de la Ministra. Y son esos médicos que atendieron a manifestantes los que ahora enfrentan el despojo de sus puestos de trabajo.

Esta semana ha habido expresiones de solidaridad con los médicos. En León hubo un plantón que apoyó la población. En Managua también hubo una marcha el martes 31 de julio en apoyo a los médicos despedidos. Finalmente este sábado se ha celebrado otro plantón en favor de los médicos, seguido de una caravana a Masaya.

El Gobierno ha citado a sus seguidores para una marcha este mismo sábado. También ha obligado a asistir a trabajadores del estado para que participen en esa movilización.

Los corrieron sin importar experiencia laboral

Muchos de los médicos despedidos tenían incluso más de 30 años de laborar. Son ejemplares los casos del Dr. Gustavo Herdocia, Gladys Jarquín y Javier Pastora en León. Todos especialistas y altamente reconocidos cada quien en su ramo.

No solamente médicos son los que han sido afectados en el sistema de salud público (MINSA). También enfermeros, camilleros y cualquier personal de salud que haya participado en marchas antigobierno han sido o están susceptibles a ser despedidos. Ana María Meléndez y Wilton Flores, ambos con años de experiencia en enfermería, fueron despedidos.

Médicos despedidos sin protección legal ante Ministerio del Trabajo

Los despidos injustificados no tiene asidero legal. En cualquier otro país del mundo estos médicos deberían ser reintegrados a sus trabajos. Pero en Nicaragua todo sigue y responde a un lineamiento vertical. Las órdenes nacen en la Presidencia y Vicepresidencia de la República. Luego van bajando por todos los estamentos y son ejecutadas.

No hay cómo oponerse. Recurrir al sistema de justicia de Nicaragua es una lucha de antemano perdida. Todos los órganos del sistema judicial están controlados por el partido de Gobierno, Frente Sandinista de Liberación Nacional. Los jueces de la Corte Suprema de Justicia, los jueces distritales, los jueces departamentales, todos responden al partido. Mucho menos que estos médicos puedan ampararse en las leyes laborales del Ministerio del Trabajo, que también responde a la pirámide del Poder Ejecutivo.

A los médicos les queda simplemente protestar y luchar en las calles. Estos médicos se ganaron el cariño y el reconocimiento de Nicaragua. Pero su lucha contra el régimen es imposible de ganar en el contexto actual.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *