Bluefields mostró su rechazo al fallo contra Brandon Lovo y Glen Slate

Jóvenes y adultos, hombres y mujeres, marcharon por las calles de Bluefields este miércoles. Con el objetivo de mostrar su rechazo al fallo de culpabilidad contra Brandon Lovo y Glen Slate. Decenas de blufileños mostraron fotos, carteles y portaron banderas azul y blanco para manifestar su apoyo a dos de los suyos que consideran presos y ahora condenados injustamente.

Aunque la presencia no fue multitudinaria, por ser día de actividades regulares, la población respondió al llamado de líderes locales y dejaron clara su postura contra la corrupción en el sistema de justicia en Nicaragua. Así mismo fue patente el apoyo a los prisioneros políticos con mensajes alusivos.

“Freedom for Brandon & Glen”, “They’re innocent” y fotografías con sus rostros fueron portadas y mostradas por los manifestantes.

Intimidación no frenó la marcha

Antimotines apostados al paso de la marcha fueron un cuerpo de intimidación para evitar que se manifestaran. Pero la población asistió finalmente al llamado del Movimiento Autoconvocado de la ciudad de Bluefields.

Policías de tránsito también estuvieron “custodiando” la marcha. Esto pese a que existe un acuerdo entre grupos políticos de dejar que tanto los que están a favor como en contra del gobierno marchen con tranquilidad.

Los policías “acompañaron” la marcha desde su punto de partida y luego la siguieron por su recorrido. Algunos policías filmaron a los manifestantes en una clara actitud de intimidación.

Brandon y Glen anunciaron huelga de hambre

Organismos de derechos humanos recibieron una carta que supuestamente proviene de Brandon y Glen. En ella se establece que estos dos presos políticos iniciarán una huelga de hambre en protesta por el fallo de culpabilidad del que fueron objeto.

Todo el proceso de Brandon y Glen ha sido viciado de inicio a fin. Tanto figuras judiciales independientes reconocidas, así como los familiares del periodista Ángel Gahona, la víctima del caso, están seguros que los acusados son inocentes.

Sin embargo, el sistema judicial, desde el Ministerio Público hasta los órganos dependiente de la Corte Suprema de Justicia simplemente usaron a Brandon y Glen como chivos expiatorios.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *